Blogia

umachacuy

Introduccion al sitio

Breve introduccion acerca de este sitio



En tiempos pasados, la gente escribia sus diarios en cuadernitos pequenos, esos con forritos de cuero y empastaditos con hojitas de seda, y los guardaban debajo de la almohada. etc. Esos diarios eran con frecuencia el receptaculo en el cual la gente escribia cosas sin temor o que de otra manera no se podria ventear en publico.

Algunos diarios son solamente la recoleccion colectiva de las memorias, como por ejemplo el diario de Ana Frank, la muchachita Alemana judia que vivio por 2 anos en el atico de una casa durante la ocupacion Alemania en la segunda guerra mundial.

Ana Frank nació en Alemania en 1929 y pertenecía a una familia judía que se exilió en Holanda al comenzar las persecuciones nazis. A la edad de trece años comenzó a escribir un diario y poco tiempo después ella y su familia tuvieron que ocultarse para evitar los campos de concentración. Permanecieron escondidos desde 1942 hasta 1944 año en que fueron descubiertos. En 1945 murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen. Su diario fue encontrado en el escondite que habitó durante dos años.

Hay otros cuyos escritos detallan ciertos pasajes o hechos que hoy conocemos como historia. Hay diarios de todos los tipos, algunos llamados bitacoras de viaje, como aquellos donde el capitan de la Pinta, la Nina y la Santa Maria dibujaron con sus letras el camino de la conquista.

El mio no es nada espectacular ni pretende serlo y seguramente no podria caer en ninguna categoria, de hecho no es un diario sino mas bien un medio en el cual me sustraigo del ambiente y dejo que mi mente elabore lo que se le ocurra y con suerte tener el tiempito para ponerlo en linea

Este epacio virtual servira de telon de fondo para escribir, comentar, desmenuzar y/o garabatear articulos escritos por mi y/o por otros. Sin pretensiones de escribano ni erudito en las artes de la pluma, simplemente deseo poner en blanco y negro cualquier boludez que se me ocurra o esbozar unas cuantas lineas pseudoliterarias.

El porque de el titulo



La mayoria de mis garabatos tienen una clara inclinacion humoristica y no podria ser de otra manera porque como todo buen locoto, es picante, un poco atrevido pero delicioso. Ademas porque extrano las llajguas de mi abuela y para demostrar a todo el mundo que no soy tan cojudo como me imagino pero catalogarme como pendejo o bien cojudo es tarea intelectual de otras almas

---- Como veran mis articulos no llevan tildes, acentos u otros signos de puntuacion gramaticales porque como todo buen cojudo nunca compre un keyboard en espanol. Mucho mas que mi cojudez, es mi flojera, porque facilmente podria generar esos mentados signos si tecleo unas 3 teclas para producir cada caracter. En fin, la cojudez y la boludez siempre tienen disculpas.----

Si usted no es tan cojudo como parece, entonces podra navegar esta bitacora sin mayor dificultad. Naturalmente si esta interesado en leer mis garabatos, elocubraciones mentales o mejor dicho eyaculaciones verborreantes o temas que quepen en cualquier categoria. Tambien Ud podra comentar los articulos o cojudeces que se le ocurra.

No tengo la menor intencion de censurar lo que escriba porque me imagino que hacerlo seria una cojudez enorme y no "concuasaria" con la tematica de estos garabatos. De tal manera que, no sea tan cojudo y comente mas abajo.

En la parte derecha estan los enlaces o como dicen los gringos los links. Un poco mas abajo, se encuentra el calendario mediante el cual Ud. podra leer articulos/garabatos en orden retroactivo.

Gracias

A continuacion es un extracto de uno de los satiristas mas geniales de la sociedad Latinoamericana
AUTOR: Luis Felipe Angell (SOFOCLETO)

EL COJUDO Y LA SOCIEDAD



Dado que el mundo está lleno de pendejos, no podríamos definir a la Sociedad como "un conglomerado de insignes cojudos" y, en consecuencia, para determinar la ubicación exacta del cojudo en nuestro medio social tendríamos que comenzar formulando una Tipología del Cojudo en sus dos manifestaciones esenciales:

a) El aspirante a Cojudo, y
b) El Cojudo propiamente dicho.

El aspirante a cojudo no es, como podría suponerse, un menor de edad ni nada parecido. Es simplemente un sujeto al que la vida no le dio todavía la oportunidad de hacer una Gran Cojudez que le sirva como tesis doctoral o de resbalar en un Cojudeo Sensacional que lo prestigie en el medio ambiente como un cojudo legítimo...
El Cojudo propiamente dicho es otra cosa. Nació para ser cojudo y cumple su destino a la perfección, sin quemar etapas, sin saltarse a la torera ninguno de los requisitos que exige la ortodoxia y la liturgia de la Cojudez Ancestral. Al cojudo de profesión le ponen cuernos, lo estafan, lo asaltan, le embarazan a la hija y le devuelven a la hermana. Tiene tías solteronas y va al circo solo, porque se encandila con el payaso, el trapecio y los leones. Es siempre el último de la cola, el que pierde la lotería por un número y camina como pato porque sufre escaldadura crónica. Como todo cojudo auténtico, es devoto de un santo rarísimo, y llora con las películas mexicanas porque siempre se identifica con el que lleva la peor parte, así se trate de Sara García. El cojudo propiamente dicho, llega a su climax sobre los treinta años y alcanza la apoteosis a los cincuentinueve. De los sesenta para arriba es lo que se llama "un viejo cojudo", lo cual significa que no le falta sino cometer la Gran Cojudez Final que cierre con broche de oro su carrera, antes que algún pendejo de la familia consiga meterlo en el manicomio bajo los cargos de Arteriosclerosis Generalizada y Problemas de Conducta que es como los siquiatras llaman a los cojudos, para disimular...

Pero los cojudos propiamente dichos, los cojudos que hacen honor a la cojudez y sirven de materia prima al cojudeo, no se sienten discriminados ni disminuídos. No hacen grupo aparte ni cultivan el sectarismo en cualquiera de sus formas. Por el contrario, los vemos actuar en todos y cada uno de los estratos que componen el mundo en que vivimos.
Así tenemos cojudos artistas que se hacen fotografiar en una pose romántica y les sale homosexual; cojudos intelectuales que le escriben un libro de poemas a la mamá porque no han podido resolver su Complejo de Edipo; cojudos políticos que terminan en la cárcel por hablar de la libertad; cojudos industriales que abrigan el proyecto de manufacturar leche de burra en polvo; cojudos deportistas que lanzan la jabalina y ensartan al portero del estadio... Bueno, la lista es interminable porque los cojudos se reproducen como si los hubiese parido un mimeógrafo.
Sin embargo, la cojudez no es promíscua en el orden social y, por el contrario, sus adeptos se ciñen a los estrictos cánones que separan una clase de otra. Llegan a tal extremo que - si nos encontrásemos frente a un cojudo sin ropa, en la más completa desnudez y libre de elementos que nos permitieran identificarlo a simple vista - bastaría saber qué le gusta, qué prefiere, qué sabe o qué le interesa en la vida, para situarlo sin posibilidad de equívoco en el estamento social que le corresponde.
Porque, si bien las cojudeces y los cojudos se dan por igual en todos los renglones de la vida diaria, es la naturaleza de unas y otras lo que regulariza al cojudo dentro de su esquema comunitario. En principio, la cojudez tiene una raíz democrática porque lo mismo ataca al rey que al pinche de cocina y tan cojudo puede ser un Premio Nobel como un analfabeto sordomudo. Pero, admitiendo que todos los cojudos son substancialmente iguales, la diferencia estriba en el tipo de cojudez que comete cada quien, en función de su categoría social. Vale decir, no podemos separar al cojudo de su circunstancia...
La diferencia es clarísma y no requiere mayor explicación excepto en cuanto a que, según vemos, 1) El cojudo de arriba se siente criollo, 2) El cojudo criollo se siente de clase media y 3) El cojudo de clase media se siente de arriba, en una legítima ensalada social donde están representados todos los tonos, ya que tenemos cojudos negros, blancos, mestizos, cholos, extranjeros nacionalizados y demás colores del arco iris, que es el fenómeno más cojudo de la naturaleza. En el Perú, solamente el asiático puro es inmune a la cojudez. No hay chinos ni japoneses cojudos. Más bien son cojudos sus descendientes - los nisei y los tusán - cuyo sólo nombre es una perfecta cojudez. Y esto es fácilmente explicable si consideramos la influencia del clima sobre la mentalidad peruana, donde somos tan cojudos que el de la Selva emigra a la Sierra, el de la Sierra se viene a la Costa y el de la costa se va a la Selva, buscando siempre algún cojudo que trabaje por él y lo mantenga. Al final es el clima quien dice la última palabra cuando el de la Selva se muere de frío en la Sierra, el de la Sierra se muere de asma en la Costa y el de la Costa se muere de calor en la Selva. Así, los chinos y los japoneses de la primera generación aguantaron a pie firme y pudieron luchar contra la contaminación ambiental, pero los de la segunda generación ya vinieron con defectos de fábrica y algunos cometieron cojudeces tan dignas del siquiatra como esa de poner un restaurante frente a Lurigancho y darles crédito a los presos. Eran los nisei y los tusán que ingresaban por todo lo alto en el mundo alucinante de la cojudez...
La Cara de Cojudo

No lo digo con espíritu chauvinista pero el peruano tiene cara de cojudo como resultante de dos grandes motivaciones: a) Porque es un cojudo auténtico y su rostro es la expresión natural de la cojudez que atesora en el cerebro o b) Porque es falso cojudo, inflitrado en las filas enemigas con algún propósito inconfesable...

Creo sinceramente que los cojudos son felices.

Hacen cojudeces, hablan cojudeces, piensan cojudeces y tienen una vida tan cojuda que nada les podría envidiar una ostra. Pero esa misma cojudez innata le impide examinar objetivamente su problema y hasta, en algunos casos, juro que los he oído reirse de algún pendejo, por ahí. Yo tuve un primo cojudo que murió cuando reparaba su televisor sin haberlo desconectado previamente. Se trataba de un caso incurable, porque mi primo era cojudo de nacimiento, pero vivía feliz. Los problemas le importaban un carajo y los dramas de la vida cotidiana le resbalaban por encima de la piel, a tal extremo que llegué a preguntarme si mi primo no sería un pendejo navegando con bandera de cojudo. Sin embargo, no lo era. Digo, un pendejo. Porque su cojudez tenía el sabor fresco de las cosas puras y a su cara de cojudo no le faltaba sino la aureola para recibirse de santo en la familia. Un día hice una cojudez, deliberadamente, para ver qué pasaba. Luego hice otra y después una tercera, sin que el experimento me afectara mayormente. Pasé a vivir entre cojudos con la intención de escribir un libro sobre ellos pero a los veinte días los cojudos escribieron, entre todos, un libro sobre mí. Confieso que esto me sumió en un mar de dudas. ¿Era yo un pendejo entre cojudos, o era un cojudo entre cuatro pendejos? No tenía manera de averiguarlo y decidí mirarme en el espejo para discutir el punto conmigo mismo. Bueno, me encontré con la más perfecta cara de cojudo que he visto en mi vida...
Se dice que la nuestra es una sociedad disolvente, como los ácidos y los antipáticos (obsérvese cómo, cuando algún antipático se acerca al grupo, el grupo se disuelve o se licúa ipso facto). Yo diría, más bien, que vivimos en una atmósfera acojudante, espesa y plomiza, donde el clima juega, sin duda, un papel importantísimo en la fabricación de cojudos al por mayor. Contra el clima no se puede, porque no hay ser humano capaz de enfrentarse victoriosamente a enemigos tan inasibles como la humedad de la Costa, que nos acojuda con el reumatismo; la inestabilidad de la Sierra, que deja cojudo al metereólogo más despierto, y las lluvias de la Selva, que son una cojudez solamente comparable con el Diluvio...
De otra manera resulta inexplicable de que sí se jodieran impajaritablemente los incas, los españoles, los libertadores y los republicanos, por la vía de hacer cojudeces tan catastróficas que hasta hoy no terminamos de levantar cabeza. Yo, sinceramente pienso, que si alimentásemos a una computadora con todo lo que constituye la anécdota, lo absurdo, lo increíble, lo Cojudo, vamos, de nuestro pasado, dicha computadora volaría en mil pedazos o emitiría una respuesta indignada, que diría algo así como: "¡No jodan... ese país no existe!". También podría volverse loca y seríamos el primer país del mundo que tuviera un IBM en el manicomio...
No hay ex-cojudos en nuestro país, así como no hay excusados en Masutolandia. Tampoco los habrá nunca (ni ex-cojudos ni excusados) porque ningún pendejo perfeccionaría una droga para curarlos, así como ningún cojudo tendría la necesaria lucidez para descubrirla. No, cojudos habrá siempre y para identificarlos bastará con buscarles la señal inocultable que los caracteriza: El pelo de cojudo. Como sabemos, todo cojudo tiene "Un Pelo" (de cojudo naturalmente) que le sirve de insignia y de carnet, de contraseña y de prueba, cuando las cojudeces que hagan no demuestren fehacientemente su personalidad. El pelo de cojudo no está necesariamente en la cabeza, porque de ser así no habría cojudos calvos, o el cojudo se iría desacojudando en razón de su calvicie. El pelo de cojudo puede estar en el bigote, en la oreja, en la nariz, en la pierna, en el pubis o en cualquier otro lugar donde haya tradicionalmente pelos - excepto en la sopa, donde el pelo es de pendejo y pertenece al mozo - pues ahí está. Lo lleva consigo desde que nace hasta que muere, porque el pelo de cojudo no se cae nunca, de igual manera que jamás se marchita ni encanece. Acompaña al cojudo con una fidelidad realmente asombrosa, que nos sirve como un seguro de vida para no caer en las garras de un pendejo. Por lo tanto, frente al peruano sólo estaremos seguros cuando exhiba su pelo de cojudo y nos dé la tranquilidad necesaria para cojudearlo sin angustias, visto que el pelo de cojudo no se puede falsificar. Aparece en la superficie, desde luego, pero tiene sus raíces distribuídas por el cuerpo, la mente, el alma, la percepción, la capacidad de análisis, la expresión y el todo esencial del cojudo que le sirve de maceta...
Sin pecar de optimistas podemos afirmar que la presente y muchas generaciones venideras vivirán dentro de la misma correlación de fuerzas, entre cojudos y pendejos, en que se ha cristalizado nuestra sociedad. En lo personal, yo creo que no cambiaremos nunca. Porque - ¡tengamos confianza! - la Divina Providencia nos pondrá siempre un cojudo a mano, para los casos de apuro, y nos protegerá - al mismo tiempo - de todos los pendejos que nos quieren hacer cojudos para cubrir sus necesidades. ¿Hacia dónde se dirigen los cojudos? No se sabe. ¿Cómo aparecieron entre nosotros? Sólo hay teorías. Hace mucho tiempo se encontró un cráneo prehistórico en las inmediaciones del Cuzco. Lucía un hachazo en el occipital que debió dejarlo seco en el acto. El Carbono 14 demostró que tenía más de mil años y, evidentemente, le dieron el golpe cuando estaba distraído, mirando para otro lado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

.

.

Declaración Universal de los Derechos Humanos



Adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948

Preámbulo

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana,

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad; y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias,

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión,

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones,

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres; y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad,

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso,

La Asamblea General

Proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Artículo 1

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Artículo 2

Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.
Artículo 3

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.
Artículo 4

Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre; la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.
Artículo 5

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.
Artículo 6

Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.
Artículo 7

Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.
Artículo 8

Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.
Artículo 9

Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
Artículo 10

Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.
Artículo 11

1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.

Artículo 12

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.
Artículo 13

1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país.

Artículo 14

1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Artículo 15

1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

Artículo 16

1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia; y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.
3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Artículo 17

1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.

Artículo 18

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Artículo 19

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.
Artículo 20

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

Artículo 21

1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.

Artículo 22

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.
Artículo 23

1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
2. Toda personal tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

Artículo 24

Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.
Artículo 25

1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.
2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.

Artículo 26

1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos; y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Artículo 27

1. Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
2. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

Artículo 28

Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.
Artículo 29

1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
3. Estos derechos y libertades no podrán en ningún caso ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Artículo 30

Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

Washington DC, la capital del ensueno y el desengano

Washington DC, la capital del ensueno y el desengano

la capital del ensueno y el desencanto




Llegue a Washington, DC por primera vez en un verano soporifico del ano uno del primer lustro de la decada de los 90. En la capital de USA en esta epoca del ano la temperatura normalmente bordea los 31 grados y es muy humeda debido a la vecindad del rio Potomac. Lo primero que uno ve desde el avion durante el aterrizaje es la deslumbrante belleza de los monumentos y las siluetas de los grandes edificios de granito y piedra pulida estilo greco-romano clasico, albergues omnipotentes de las instituciones gubernamentales.

Es asombroso mirar desde el cielo, el capitolio, la casa blanca, el monumento a George Washington (llamado la aguja por los hispanos, por la forma punteada de su esbelta figura) ese pedestal de piedra tan alto como la cumbre del monte Rushmore. Es inegable el nerviosismo y el palpiteo del corazon que uno siente al saberse tan proximo a la capital de USA. Para algunos es posible sentirse acongojado ante la idea de descender en la tierra de imperio, para otros talves sea increible el pisar tierra en el pais de los suenos, pero para mi fue ciertamente una experiencia "incierta" porque llegue a estos derroteros en pos de la mujer quien luego se convertiria en la madre de mis dos joyas.

Lisa me recogio del aereopuerto Nacional ahora renombrado Ronald Reagan National Airport. (El aereopuerto Nacional esta ubicado en el condado de Arlington cerca del famoso cementerio donde reposan los restos de cientos de miles veteranos de guerra y de Americanos insignes tales como John F. Kennedy.)

Luego de recoger mi maleta nos fuimos al departamento de unas amigas de Lisa en Alexandria, Virginia para que me tome una ducha. Ya entrada la noche fuimos a comer a un restaurante Salvadoreno/Mexicano y por la noche dormimos en el basement de la casa de nuestro amigo David. La primera impresion que tuve no fue la que esperaba porque una vez dentro ese reaturante Salvadoreno/Mexicano de pronto nos vimos rodeados de una plebe bulliciosa y deslenguada.

Estos comensales comian sus tacos y pupusas y tomaban sus coronas tarareando los bemoles guturales de las canciones rancheras tex-mex. Levantaban sus vasos llenos de cerveza y brindaban y despotricaban a los cuatro vientos las inequidades de la vida en America. Estas imagenes me hicieron retroceder el tiempo por un par de dias y me imagine el estar en un boliche de mala muerte alla por los estramuros de Potosi, o en una chicheria de oruro bebiendo esas huaris y comiendo charkekan rodeado del tumulto humano de cholos y diablos de carnaval.

Luego de recuperar el aliento y con los ojos desorbitados le pregunte a Lisa, Quien es esta gente, de entrada no me parecen gringos de ojos azules y vaqueros levis, ella me miro y me dijo" welcome" to the other America.

La mayoria de la gentuza en cuestion fue con toda seguridad lo que en USA llaman despectivamente "wetbacks" o espaldas mojadas, ilegales que cruzan el rio bravo, --si es que no se ahogan o son muertos por los mismos coyotes quienes los contrabandean-- es busca de mejores fortunas en la amplias avenidas de la gran granja popular del Tio Sam.

Al dia siguiente fuimos a pasear por los alrededores de Alexandria y al medio dia fuimos a comer a un famoso restaurant llamado TGIF Thank God is Friday (Gracias a Dios es Viernes) muy adecuado pense, pero no fue asi porque este restaurant es famoso por sus ensaladas y comida americana, mucha papa frita , pollo y verduras. Ya dentro del TGIF, la cosa cambio porque esto si realmente era america, los comensales eran rubios, usaban tenis Nike, gorras de beisbol con las insignias de los redskins, tomaban agua enbotellada en ves de cerveza, escuchaban suaves melodias, manejan carros del ano, viven en las afueras de las grandes metropolis alejados del ruido y el contagio del los guetos y barrios latinos, hablaban ingles y conversaban suavemente como enamorados furtivos.

No comi casi nada porque como todo uckuruna estaba encandilado con las lucecitas boreales , la comidita sibarita, el aguita cristalina de manantial y mentalmente haciendo comparaciones con los tugurios de la villa. Como hemorragia cerebral de pronto me vino a la memoria la isica, la union obrera, el boliche de dona laura, los receptaculos de venta de caldos del mercado, etc. Fue ahi, de entrada y sin mas preambulos que me di cuenta que nuestra america indoamericana estaba a unos mil lustros de distancia del grado de civilizacion alcanzada por los Estados Unidos en escasos 200 anos.

Tambien pude observar el grado de inequalidad existente entre la clase media , los ricos y los pobres (lease, latinos y negros) ahi en pleno restaurante, el macrocosmos americano se refleja tipicamente en el microcosmos social de los restaurantes. Por una parte, los patrones o clientes en gran parte son blancos de clase media, de cabellos amarillos y ojos azules, son abogados, medicos, diputados y gerentes, los meseros son negros, viven en los guetos donde la miseria es visceral y las drogas y violencia es natural, la mayoria nunca termina la secundaria y de cada 10 morenos 3 pasaron por las carceles federales, manejan grandes carros viejos y casi nunca dejan propina sean bien atendidos o no. Y por ultimo son los hispanos, lavaplatos y cortadores de verduras, ocultos en los confines de las cocinas, porque no hablan ingles y se transportan en buses y otros medios de transito masivo. Como dije, estos ultimos son inmigrantes de toda laya de direfentes credos y latitudes, viven como sardinas en barrios donde la renta es barata y la musica es contagiosa. y trabajan 16 horas al dia, en trabajos incognitos. Aun asi, los extremistas de derecha -mayormente republicanos- dicen que los Latinos estan usurpando las fuentes de trabajo, desfachatez sinverguenza porque nunce me encontre con un gringo dispuesto a mezclar cemento o pavimentar una calle en medio del 100 grados de calor del verano incandescente

En fin, cosas e impresiones que recogi de un plumazo.

Lisa habia llegado a DC dos dias antes para matricularse en la George Washington University, Law Center a estudiar leyes. Ella llego con su auto toyota y su computadora en la maletera. La ciudad fue completamente nueva tanto para ella como para mi. Mas para mi porque como parroquiano de la villa ahora estaba an la capital de USA. El cambio fue brutal y temerario.

Dos dias despues alquilamos nuestro primer departamento en al barrio de Foggy Bottom, 1025, 25th street sobre la avenida Pensylavania muy cerca del afamado barrio de Georgetown.

Fin de la primera parte

Breve semblanza del autor

Breve semblanza del autor

+

.

.

Pablo Milanes



Pablo Milanés nació en Bayamo, Cuba el 24 de febrero de 1943.

Es uno de los fundadores indiscutibles de la nueva trova. Antes de su giro definitivo hacia lo que mas tarde seria la nueva trova, integró las agrupaciones Cuarteto del Rey y Los Bucaneros y trabajo como solista. Algunas de sus primeras interpretaciones lo acercan a la importante corriente de la canción cubana que ha recibido el nombre genérico de Feeling. Su canción mis 22 años es para muchos, el punto más claro de contacto entre esta corriente y la nueva trova. Posee una de las mejores y mas versátiles voces de la canción cubana de todos los tiempos. Como compositor ha recorrido diversos géneros de la música popular cubana, sobre todo el son. Perteneció en 1968 al centro de la Canción Protesta de la Casa de las Américas. Integro desde su fundación y hasta sus ultimas presentaciones el GES (Grupo de Experimentación Sonora). Ha hecho música para cine. Ha realizado actuaciones en numerosos países de Europa, África y América (incluido USA) y ha grabado numerosos discos incluyendo dúos con Lilia Vera, Víctor Manuel, Caco Senate, y otros.

Numeroso artistas han grabado sus canciones o cantado con el en concierto o discos incluyendo Silvio Rodríguez (Cuba), Joaquin Sabina (España), Soledad Bravo (Venezuela), Simone (Brasil), Tania Libertad (Perú), Manuel Mijares (México), Amaya Uranga (España), Ana Belén (España), Lilia Vera (Venezuela), Caco Senante (?), Joan Manuel Serrat (España), Miguel Ríos (España), Raúl Torres (Cuba), Xiomara Laugart (Cuba), Anabel Rodríguez (Cuba). Su ultimo disco editado en 1995 es un concierto con Víctor Manuel durante una Gira por España llamado En Blanco y Negro.

Una canción de Pablo Milanés (Bayamo, Cuba, 1943), es como la poesía, como un fuego que no tiene explicación posible cuando renace desde su propia entraña. Pablo compone desde hace tantos años que nadie podría afirmar cuándo ni cómo, ni si todo comenzó en Bayamo o en La Habana. Lo que resulta fundamental es que, a través de los años, Pablo ha echado a andar incansablemente con su guitarra a cuestas, o sea, su mejor compañía. Así se le recuerda, a lo largo de los primeros sesenta: pensativo, magro en su desvelo interior, apochinchado en los rincones donde fuera acogido como un espléndido ser humano cuya voluntad artística reclamaba expresión, receptividad y calor. De un lugar a otro, en cada esquina, en un portal, recorriendo senderos, Pablo fue en busca de su canción . Así fue armando un arte poético cuya esencia está en sus discos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Breve semblanza de Silvio Rodriguez

Breve semblanza de Silvio Rodriguez


«Yo soy de donde hay un río.
De la punta de una loma,
de familia con aroma a tierra, tabaco y frío.
Soy de un paraje con brío;
donde mi infancia surtí;
y cuando después
partí a la ciudad y la trampa;
me fui sabiendo que en Tampa
mi abuelo hablo con Martí»
>



Silvio Rodríguez, por parte de padre, y Domínguez, por parte de madre, nace un 29 de noviembre de 1946 en San Antonio de los Baños, un pueblo ubicado en un valle muy fértil en La Habana y zona fundamentalmente tabacalera, en el seno de una familia campesina. Su abuelo fue tabaquero y conoció a José Martí, cuando Silvio tan sólo tenia 12 años. Su padre, Víctor Dagoberto Rodríguez Ortega, fue campesino, y siempre fue un hombre liberal y de ideas socialistas. Su madre, Argelia Domínguez León, fue peluquera. Silvio ha manifestado en diversas ocasiones que su afición por la música le viene por parte de su madre, que se pasaba el día cantando boleros y sones santiagueros. Silvio tuvo un tío que tocaba el bajo pero, desde el punto de vista musical, fue su madre la que le dormía con canciones de la trova, se bañaba con danzones, barría con boleros y cocinaba con sones. Su madre debió ser música por vocación, y de hecho ha colaborado esporádicamente con Silvio en algunos trabajos.

Silvio ha sido estudiante, alfabetizador, empleado gastronómico, dibujante, soldado, cantante y padre. Fue empleado de la televisión cubana y trabajó con el grupo de experimentación sonora del ICAIC (Instituto Cubano de las Artes y de la Industria Cinematográfica), donde grabó sus primeros discos y canciones. Empezó a escribir poemas a los siete u ocho años. En la revista «Mella» dibujaba una historieta que se llamaba «El Hueco», una historia muy profunda, con textos de Norberto Fuentes. Cuando trabajaba allí, aprendió los primeros acordes de guitarra con su compañero Lázaro Fundora.

A los 16 años recomenzó los estudios de piano, pero tuvo que volver a dejarlos cuando, el 4 de marzo de 1964, fue llamado al Servicio Militar Obligatorio -SMO-, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias -FAR-. Silvio partió rumbo a la región más occidental del país. Tenía 17 años cuando le enviaron primero a una unidad en Pinar del Río durante tres meses. Después desarrolló un primer periodo de doce semanas de entrenamiento en la Unidad 3234, de Infantería, en Artemisa, y fue trasladado a la Unidad 1087, de Servicios de Retaguardia del Ejército Occidental. Posteriormente, ubicado en la 2107, de Comunicaciones, en El Calvario, el recibió un curso de Telegrafía y desarrolló la labor de ayudante del operador de radio.

Entonces se compró una guitarra. En el ejército conoció a Esteban Baños, con quien aprendió mucho de la guitarra. A partir de ese momento, no abandonaría más el instrumento. En todo ese tiempo nunca dejó de escribir poemas y compuso algunos relatos. Entre 1964 y 1965 compuso sus primeras canciones. En 1967 debutó en el programa de televisión Música y Estrellas, vestido con sus botas militares que, según aclaró mas tarde, era lo único que tenia para ponerse. Su primera actuación fue en el Museo de Bellas Artes. Por esa época hizo dúo con Luis López, cantaban sus canciones y se presentaron en dos ocasiones a festivales de Aficionados de la FAR. No resultaron premiados, pero fueron felicitados. En 1975, cuando llevaba ocho años de profesional y había compuesto cientos de canciones, hace su primer disco en solitario, Días y Flores.

Su influencia sobre toda una generación, junto a sus compañeros de La Nueva Trova Cubana, también conocida como Movimiento de la Nueva Trova ha sido reconocida en todo el mundo, incluso por quienes no están de acuerdo con sus ideas políticas. Queda patente que el genio de Silvio es capaz de atraer a quien él quiere y a quien no. Ha colaborado con muchos cantantes y músicos de todo el mundo.

Pequeña serenata diurna


Vivo en un país libre
cual solamente puede ser libre
en esta tierra, en este instante
y soy feliz porque soy gigante.
Amo a una mujer clara
que amo y me ama
sin pedir nada
—o casi nada,
que no es lo mismo
pero es igual—.
Y si esto fuera poco,
tengo mis cantos
que poco a poco
muelo y rehago
habitando el tiempo,
como le cuadra
a un hombre despierto.
Soy feliz,
soy un hombre feliz,
y quiero que me perdonen
por este día
los muertos de mi felicidad.
>

Cortapalos Club

Cortapalos Club

Los Cortapalos, breve historia no autorizada



No tengo ni la mas remota idea de como, donde, cuando y/o por quienes fue oleada y sacramentada la fundacion del Club de los Cortapalos de Potosi. Lamentablemente no hay recoleccion alguna en la prensa escrita de la epoca, mucho menos en la oral, de tal modo que me dedique laboriosamente a revisar los manuscritos coloniales y descifrar los codigos de los papiros archivados en los zaguanes de la Casa de la Moneda pero sin fortuna alguna . Sin bajar la moral ante la adversidad, consulte con varios notarios y obispos de la epoca quienes por casualidad talvez hayan estado presentes or mas bien hayan sido testigos de la fundacion de esta importante institucion, pero como dije no tuve suerte, de tal modo, lo unico que se es esta pequena historia extrapolada de mi memoria.

Segun algunos datos que pude rescatar como resultado de charlas esporadicas con algunos miembros de esta secta peligrosa, puedo afirmar con cierta certeza (lease 50% de certeza) que fue fundada alla por los anos moribundos de la decada de los 70, por una turba bulliciosa de adolescentes provenientes de dos colegios capitalinos.

Representantes del colegio ILADE fueron insignes mocoverdes tales como: el Pacha, el Fito, el Quechi, el Percy, el Cristian, el Kinoto, el Jimy, el Beto, el Chino, el Zuleta, y otros innombrables individuos. De parte del Colegio Franciscano fueron los siguientes parbulos: el Benjo, el Rolo Ochoa, el Charles, el Pepe, el Trofeo, el Cacho, etc. Anos mas tarde personajes un poco mas maduros tales como el suegro, el viejo, el cajas etc, se sumaron a esta pandilla temeraria.

Naturalmente, esta es una lista parcial porque el numero total de los miembros sobrepaso la cincuentena especialmente durante las festividades del carnaval, ano nuevo y el aniversario de la fundacion del club.

Segun recuerdo, esta legion de amigos no requeria ningun ritual macabro para sumar miembros a la distinguida cofradia. La unica condicion requerida para conseguir la codiciada membresia era la devocion al club, participacion en los bailongos y carnavales , levantarse soberanas borracheras en los tugurios de la villa cada viernes de soltero y naturalmente ser activo participante de las tertulias diurnas como nocturnas en las inmediaciones de la plaza 10 de Noviembre.

La sede oficial del club fue un banco de madera de pino color verde carabinero ubicado estategicamente en el rincon Noroeste de la plaza en cuestion, justo al frente de la inmortal catedral de Potosi. Esta plaza historica y mudo testigo de luchas inmemoriales, palestra abierta para el coloquio vituperante de los politicos de ocacion, tribuna al aire para degustar de las retretas musicales de los jachus y botudos del regimiento militar y lo mas importante era que desde ese lugar conspicuo se podia observar el diafano caminar de las chicas bien, lo cual era quiza el objetivo no pronunciado de tantas cabalas y encuentros cotidianos de los miembros de esta pandilla.

Alla por los anos de las melenas largas, pantalones con botapie ancho y tacones de 15 centimentros, la plaza era el lugar "chic" o de moda y no asi el historico bulevard considerado en aquella epoca como el reducto mas sombrio y chojcho que solo servia para el deambulamiento infinito de las sirvientas y los cholos de munaypata.

Esos anonimos habitantes que se aparecian como fantasmas con polleras multicolores y zapatos de charol cada viernes por la noche y se aglutinaban como avispas en las inmediaciones de la union obrera, la quince, y otros tugurios de mala muerte para beber como pescados, bailar hasta romper el tacon y de yapa ser arrastradas por los conscriptos del cuartel hasta los callejones empedrados de San Juan para saborear de los amores incognitos y prohibidos. y nueve mses despues adjudicar publicamente multiple paternidad a los pepinos de febrero.

Nunca entendi tal distincion porque para mi ambos reductos servian para lo mismo o tenian la misma finalidad. Lo cual era como de costumbre pasear, tertuliar, relajarse de las presiones del tiempo y terminar inexorablemente sentado y doblando el codo en algun boliche de la inclita.

Por ejemplo, en el bulevar la gente caminaba o paseaba longitudinalmente de extremo a extremo en filas de tres, cuatro y hasta cinco personas para generar un poquitin de calor humano y asi encarar de frente a las glaciales noches de la villa. Las diarias travesias empezaban o terminaban dependiendo el origen de las mismas, en la esquina Bolivar y Sucre mas conocida como la esquina de los libertadores y terminaba una cuadra antes de tropezar con las piedras gelidas del Colegio Franciscano.

En contraste singular, en la Plaza la muchedumbre caminaba en circulos concentricos que no tenian principio ni fin porque como dije eran circulos. Algunos transeuntes empezaban la jornada en la corniza derecha justo al frente de la Alcaldia Municipal, otros emprendian la circular caminata en la opuesta esquina en frente de la Prefectura y finalmente los mas incognitos empezaban la rutina en el medio de la plaza debajo de la minsucula estatua de la Libertad. El caso es que sin importar la procedencia todos los caminates terminaban en el punto inicial de la travesia.

Para los cortapalos, la plaza era el lugar de convergencia social pues era el reducto obligatorio donde las chicas de buena familia, esas de apellido madrileno, andar andaluciano y vestidos de filigrana se arremolinaban como flores silvestres para ser coqueteadas y ser apreciadas en demasia por los miembros de este club, cuyos miembros en grados mayores o menores eran jovenzuelos sexualmente deprivados (lease bien: DEPRIVADOS no depravados) Sera tal vez por este factor inocultable que las interminables terturlias tenian un tema central y preponderante que bordeaba en las tecnicas del kamasutra y los deleites prohibitivos de las putas del canto.

Estas chicas en espera de ser damitas de sociedad, se juntaban como remolinos surenos en las cuatro esquinas de la plaza, se abotonaban las blusas macrame, se ajustaban las medias transparentes de nylon y se pintaban los labios virgenes con esos tubitos de cera mas rojos que los uchulurus de cantumarca y para dar mayor impacto se espolvoreaban la cara con polvos importados (con polvos reales) y se tiznaban el contorno de sus pupilas encandiladoras con permutaciones de luz y sombra.

Bien ajetreaditas y con los pelos al viento se largaban en filas de a cuatro para dar vueltas interminables como huyaronckos en el reducto semi-rectangular de la petrea plaza de los heroes con el unico objetivo de ser embadurnadas de piropos baratos por la turba cortapalesca.

Recuerdo muy bien uno de los piropos mas famosos fue: "Que fiuerte que estas", debo reconocer con extrema hidalguia que luego de un largo y profundo estudio de las teorias del amor y del romance nunca pude encontrar otro piropo mas puro, mas romantico y mas lleno de sabiduria. En fin, era que los cortapalos nos sabiamos todas las movidas.

Como dije antes, una de las actividades preferidas del grupo era reunirse cada noche en la mencionada esquina inmediatamente despues de la entrada del sol y justo cuando el tin-tin de las campanadas de la Torre de la Compania, anunciaban el nacimiento del anochecer Potosino. La noche era joven y habia que festejarla. Nos reuniamos como murcielagos compartiendo cigarillos con filtro, eructando bocanadas de humo azulado al cielo estrellado.

Sin ningun orden predeterminado u ordenes del dia establecidos, algun miembro osado tomaba la palabra y empezaba a relatar los cuentos de humor. Los cuentos en su gran mayoria tenian un claro sabor sexual, como ya explique mas antes, pero de cuando en cuando como para matizar el repertorio alguien se apareceia con una tirada politica (en el mas estrcito sentido de la palabra) o un cuento de hadas. Inclusive serias conversaciones como la vida en el mas alla, las ciencias de la evolucion y el teorema de Pitagoras tenian connotaciones de caracter sexual porque relataban en detalle las confabulaciones de las vaginas lo cual automaticamente alborotaban nuestros genitales.

Por ejemplo, un dia de esos, estuvimos sentados al borde del banco contemplando los copos de nieve que caian del cielo, cuando la tematica de la tertulia se centro en la creencia o no de la teoria de la re-encarnacion. No falto alguien quien queria volver del mas alla re-encarnado en la figura de Pele o Maradona, quien sabe para que algun dia poder integrar el equipo de futbol del desaparecido Highland club, otro talves sin habilidades de canta-autor en esta vida manifesto su deseo de reencarnarse en la figura de Elvis Presley. En fin, cada conversante tenia una idea definida.

De pronto alguie me pregunto, y tu Chato si es que crees en esta cualidad metafisica, como o de que quisieras volver a vivir en la segunda etapa? Pense un minuto y les dije. Quisiera volver re-encarnado como chancho. Abrieron los ojos tan grandes que parecian dos membrillos, se les erizaron las mechas por el espanto , se llevaron las manos a la boca y todos al unisono me dijieron ay Jesus Maria y Jose pero porque pues? Les dije que el chancho tiene orgasmos que duran como promedio 30 minutos. Al oir tal respuesta, todos asientieron moviendo la cabeza en senal de aprobacion, porque quien no quisisera ser un chancho en esta puerca vida.

Como sabemos los chanchos no tienen por que preocuparse de trabajar, comen cualquier despojo en algun mercado o en el peor de los casos comen mierda en el camino, deambulan por cualquier muladar orondos y orgullosos sin distincion de clases o estatus social, duermen a cualquier hora del dia, no se peinan ni toman duchas porque les importa un comino el que diran de la gente y lo mejor de todo es que copulan con un sin numero de parejas y tienen coitos que duran media hora. En fin, la vida de los chanchos es una verdadera vida, naturalmente si uno esta dispuesto a dejar o mirar de sesgo cualquier alusion negativa que se tiene de estas criaturas en la sociedad contemporanea.

Este humilde escribidor, en muchisimas ocaciones era el contribuyente de esos cuentos, pero hoy que vivo lejos me doy cuenta que me olvide de contar el siguiente .

--------- Un paisano feliz y con la conciencia limpia estaba sentado frente al televisor, disfrutando de un partido de futbol y tomando unas huaris. Cuando de pronto, se aprace su mujer como birlocha revolucionaria, con las grenas en punta y de entrada le propina un golpe en la cabeza con una paila de metal. El hombre un poco asustado pero mas asombrado por tal afrenta, le pregunta. Y eso por que?. La mujer le contesta; ayer cuando estaba lavando tu ropa, viejo loco y corrompido, encontre este papelito con un numero y el nombre de Lucia escrito sobre el mismo. El pobre hombre, piensa un rato y con la mayor naturalidad le contesta; OH. Oh el anterior domingo fui a una carrera de caballos y la tal Lucia era el nombre del caballo ganador y yo anote esos datos para no olvidarme

Dos dias despues, nuestro villano estaba sentado otra ves frente al televisor disfrutando de una telenovela Mexicana y naturalmente tomando otras huaris, cuando de pronto, entra su mujer alborotada y le zampa otro pailazo en la cabeza. El pobre hombre se recupera, toma un poco de aliento y le pregunta: Y ahora porque? Su mujer lo mira con ojos desorbitados y le dice; Te llama por telefono tu caballo de carrera.-------


En epocas normales, (muy raras por esas temporadas) de cuando en cuado algun milico trasnochado se sonaba dentro el salon de los espejos contemplando las condecoraciones y medallas ganadas en guerras mentales y fantasticas. Se lamia los labios de placer al imaginarse sentado en el sillon de la casa quemada y con la medalla de Simon Bolivar en cuello y sin mas ni mas ordenaba a sus conscriptos y colegas botudos sacar los tanques a la calle, reprimir a los ciudadanos y lo mas rapidamente posible clausurar las universidades. Porque segun las inteligencia militar de la epoca, las "U’s" eran los reductos de resistencia, donde barbudos hombrezuelos estudiaban las teorias de Lenin, y clandestinnamenbte tramaban la toma del poder popular.

El caso es que cada ano bisiesto el pais vivia esas terribles realidades y Los Cortapalos como cualquier otro grupo de jovenes no teniamos mas remedio que esperar el paso del tiempo, acuartelados en la ezquina de la plaza tramando la toma por la fuerza del Albergue Universitario para poder jugar fulbito en su cuadrilatero de cemento.

Como dije anteriromente, en esas epocas fatidicas, no teniamos otras alternativas sino que reunirnos como de costumbre en la plaza, y normalmente los viernes demabular por los boliches del la villa, jugando cacho, dos tiros con volteo (ya ven hasta el juego del cacho tenia cierta connotacion familiar) y bebiendo chanchitos dizque de Camargo, cuyos contenidos quimicos permanecen el la penumbra porque hasta ahora no puedo reconciliar el hecho de que despues de 3 tragos yo terminaba la jornada roncando en alguna destartalada mesa de formica.

Sin embargo, hubo otros, los aguantadores y los despistadores. Los primeros, eran esos quienes beben licores como si fueran agua bendita. Estos ilustres ciudadanos, empezaban la odisea en el ocaso de los viernes santos y continuaban tomando hasta el poniente de los sabados, empernados en las vetustas sillas de la Union Obrera, la 15 de Mayo o leyendo de atras para adelante los miles de estribillos escritos en las paredes del boliche de Don Nico. Ese famoso boliche, estrategicamente ubicado unos pasos mas arriba de la Universidad, donde se servian los te con te y las canelitas calientitas para cortar el frio. Un estribillo que recuerdo, estaba escrito en la pared del bano, que muy certeramente decia. "En este humilde rincon, hasta el mas macho se baja el pantalon".

Los segundos, eran aquellos quienes se comunicaban en morse y hablaban en esperanto para obviamente despistar al enemigo. La figura o el hecho del despiste funciona de la siguiente manera. Se reunen una veintena de camaradas en algun boliche, preferiblemente Dona Laura (Q.E.P.D) para jugar cacho y tomar unos tapaditos. Justo cuando la juerga esta al rojo vivo, es decir el momento crucial en el que uno entra en ese estado de boludez total donde todos creen poseer una voz de tenor y cantan en coro sincronizado las sinfonias de los taquiraris y las cuecas, levantan sus copas y brindan como vikingos, al amor, a las kantutas, la amistad y a cualquier huevada que se le ocurra, derraman gotitas de coctelitos en el piso para agradecer a la pachamama asi sea o no sea miercoles de ceniza, ect.

Justo en ese critico momento algun miembro del equipo de los despistadores hace una senal con el dedo gordo de la mano derecha. Furtivamente y sin que nadie se de cuenta, los despistadores se rastrean los bolsillos y descubren que no hay mucha plata para seguir satisfaciendo el consumo en ascenso de los tomantes o en definidas cuantas quieren solamente compartir entre los mas intimos. Se levantan uno a uno con la mayor naturaleza y bostezando repetidamente para no levantar ninguna sospecha y con potente voz exclaman: "Nos recogeremos "nomasia" porque estamos cansados y ya no hay plata ni trago"

En fin, la turba se dispersa y se va a su casa temblando y con calosfrios porque el ser despistado en tal forma justo en esa etapa hermosa el de "la tripa abierta" es un martirio porque como es sabido si no se continua bebiendo uno hasta se puede enfermar y lo peor de todo es que al dia siguiente ni siquiera se puede curar el chaqui porque el tal aletazo nunca ocurrio. Mientras tanto, los despistadores camuflados por el manto de la noche, empezaban el retiro por senderos misteriosos y secretamente convergian en el otro boliche para continuar el jolgorio.

Como dije mas antes, era muy dificil descifrar el codigo del boliche eljido para continuar con la farra. La unica alternativa era recorrer boliche por boliche hasta toparse con los mentados despistadores.
Si este era el caso, entonces se seguia una rutina pre-establecida que funciona mas o menos asi. Entra uno al boliche y se topa de frente con los despistadores, pone una cara de boludo inocente y dice’ "Ay habian estado ustedes aqui pues", y los otros uno a uno contestan, "Lo que pasa es que me estaba recogiendo cuando de pronto decidi tomarme la del estribo y cuando entre aqui, me encontre con los demas" . El tercero continua.; "Que coincidencia mas grande".

En otras ocaciones donde las economias eran aun mas escasas nos reuniamos en casa de algun amigo para tomar combinaditos de maracuya, otras veces terminabamos "aceiteando" a los meseros para que nos resbalaran chicharon frio y cerveza tibia en las kermesses semestrales, pero si las cosas andaban realmente mal, nos metiamos de contrabando en algun matrimonio criollo para injerir esa veintena de traguitos multicolores servidos en cristalitos chiquititos mal llamados ferrocarriles.

Pero los presterios eran las fiestas que estaban hechas a medida y a pedir de boca de la turba fandanguera. Como es de conocimiento publico, el pasante del preste trabaja como negro todo el ano, se ajusta como gladiador a un presupuesto de hambre para poder ahorrar hasta el ultimno centavo y luego dilapilarlo todo en los 3 dias obligatorios que dura la jarana.

Siempre nos gustaban los prestes porque como popularmente se dice los pasantes se "mandaban la parte" echando una fiestaza con toneladas de trago a granel y turriles llenos de chicha cochabambina. naturalmente estos presterios ofrecian deliciosa comida cocinada en bateas para abastecer la demanda culinaria de los convidados, normalmente se contrataban bandas de musica de Oruro y Challapata, de cuyas trompetas y trombones salian las bulliciosas notas de las diabladas y morenadas.

Los confetis y las serpentinas multicolores caian del cielo como diluvio y los billetes reales de cien pesos adornaban el pecho orgulloso de los pasantes de turno durante la ceremonia del tipanacku. Y lo mas lindo de todo era que al principio de la fiesta los pasantes cerraban las puertas y tiraban las llaves a la calle para que nadie pueda escapar.

De cualquier forma, estas actividades extracurriculares nos permitian planificar los mentados bailongos, las entradas carnavaleras, la fiesta del fin de ano o el aniversario del club, que caia si no me equivoco en las inmediaciones del mes patrio.

Cada actividad seguia una rigurosa preparacion, por ejemplo se realizaban reuniones periodicas y publicas para recolectar fondos, distribuir las invitaciones, seleccionar democraticamente el uniforme para la mascarada del Club de Leones, etc. Este grupo de amigotes era tan unico que hasta tuvimos una cancion bastardizada de una cueca nacional cuya letra es mas o menos como sigue.


Cortapalos, grupo mio yo nunca he de olvidarte
en las buenas o en las malas cortapalo esta presente,

Al salir de la Plaza las negritas van llorando
y no dicen cortapalos no nos dejen con los feos.........
>

.

Breve introduccion acerca de este sitio




En tiempos pasados, la gente escribia sus diarios en cuadernitos pequenos, esos con forritos de cuero y empastaditos con hojitas de seda, y los guardaban debajo de la almohada. etc. Esos diarios eran con frecuencia el receptaculo en el cual la gente escribia cosas sin temor o que de otra manera no se podria ventear en publico.

Algunos diarios son solamente la recoleccion colectiva de las memorias, como por ejemplo el diario de Ana Frank, la muchachita Alemana judia que vivio por 2 anos en el atico de una casa durante la ocupacion Alemania en la segunda guerra mundial.

Ana Frank nació en Alemania en 1929 y pertenecía a una familia judía que se exilió en Holanda al comenzar las persecuciones nazis. A la edad de trece años comenzó a escribir un diario y poco tiempo después ella y su familia tuvieron que ocultarse para evitar los campos de concentración. Permanecieron escondidos desde 1942 hasta 1944 año en que fueron descubiertos. En 1945 murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen. Su diario fue encontrado en el escondite que habitó durante dos años.

Hay otros cuyos escritos detallan ciertos pasajes o hechos que hoy conocemos como historia. Hay diarios de todos los tipos, algunos llamados bitacoras de viaje, como aquellos donde el capitan de la Pinta, la Nina y la Santa Maria dibujaron con sus letras el camino de la conquista.

El mio no es nada espectacular ni pretende serlo y seguramente no podria caer en ninguna categoria, de hecho no es un diario sino mas bien un medio en el cual me sustraigo del ambiente y dejo que mi mente elabore lo que se le ocurra y con suerte tener el tiempito para ponerlo en linea

Este epacio virtual servira de telon de fondo para escribir, comentar, desmenuzar y/o garabatear articulos escritos por mi y/o por otros. Sin pretensiones de escribano ni erudito en las artes de la pluma, simplemente deseo poner en blanco y negro cualquier boludez que se me ocurra o esbozar unas cuantas lineas pseudoliterarias.

El porque de el titulo



La mayoria de mis garabatos tienen una clara inclinacion humoristica y no podria ser de otra manera porque como todo buen locoto, es picante, un poco atrevido pero delicioso. Ademas porque extrano las llajguas de mi abuela y para demostrar a todo el mundo que no soy tan cojudo como me imagino pero catalogarme como pendejo o bien cojudo es tarea intelectual de otras almas

---- Como veran mis articulos no llevan tildes, acentos u otros signos de puntuacion gramaticales porque como todo buen cojudo nunca compre un keyboard en espanol. Mucho mas que mi cojudez, es mi flojera, porque facilmente podria generar esos mentados signos si tecleo unas 3 teclas para producir cada caracter. En fin, la cojudez y la boludez siempre tienen disculpas.----

Si usted no es tan cojudo como parece, entonces podra navegar esta bitacora sin mayor dificultad. Naturalmente si esta interesado en leer mis garabatos, elocubraciones mentales o mejor dicho eyaculaciones verborreantes o temas que quepen en cualquier categoria. Tambien Ud podra comentar los articulos o cojudeces que se le ocurra.

No tengo la menor intencion de censurar lo que escriba porque me imagino que hacerlo seria una cojudez enorme y no "concuasaria" con la tematica de estos garabatos. De tal manera que, no sea tan cojudo y comente mas abajo.

En la parte derecha estan los enlaces o como dicen los gringos los links. Un poco mas abajo, se encuentra el calendario mediante el cual Ud. podra leer articulos/garabatos en orden retroactivo.

Gracias

A continuacion es un extracto de uno de los satiristas mas geniales de la sociedad Latinoamericana
AUTOR: Luis Felipe Angell (SOFOCLETO)

EL COJUDO Y LA SOCIEDAD



Dado que el mundo está lleno de pendejos, no podríamos definir a la Sociedad como "un conglomerado de insignes cojudos" y, en consecuencia, para determinar la ubicación exacta del cojudo en nuestro medio social tendríamos que comenzar formulando una Tipología del Cojudo en sus dos manifestaciones esenciales:

a) El aspirante a Cojudo, y
b) El Cojudo propiamente dicho.

El aspirante a cojudo no es, como podría suponerse, un menor de edad ni nada parecido. Es simplemente un sujeto al que la vida no le dio todavía la oportunidad de hacer una Gran Cojudez que le sirva como tesis doctoral o de resbalar en un Cojudeo Sensacional que lo prestigie en el medio ambiente como un cojudo legítimo...
El Cojudo propiamente dicho es otra cosa. Nació para ser cojudo y cumple su destino a la perfección, sin quemar etapas, sin saltarse a la torera ninguno de los requisitos que exige la ortodoxia y la liturgia de la Cojudez Ancestral. Al cojudo de profesión le ponen cuernos, lo estafan, lo asaltan, le embarazan a la hija y le devuelven a la hermana. Tiene tías solteronas y va al circo solo, porque se encandila con el payaso, el trapecio y los leones. Es siempre el último de la cola, el que pierde la lotería por un número y camina como pato porque sufre escaldadura crónica. Como todo cojudo auténtico, es devoto de un santo rarísimo, y llora con las películas mexicanas porque siempre se identifica con el que lleva la peor parte, así se trate de Sara García. El cojudo propiamente dicho, llega a su climax sobre los treinta años y alcanza la apoteosis a los cincuentinueve. De los sesenta para arriba es lo que se llama "un viejo cojudo", lo cual significa que no le falta sino cometer la Gran Cojudez Final que cierre con broche de oro su carrera, antes que algún pendejo de la familia consiga meterlo en el manicomio bajo los cargos de Arteriosclerosis Generalizada y Problemas de Conducta que es como los siquiatras llaman a los cojudos, para disimular...

Pero los cojudos propiamente dichos, los cojudos que hacen honor a la cojudez y sirven de materia prima al cojudeo, no se sienten discriminados ni disminuídos. No hacen grupo aparte ni cultivan el sectarismo en cualquiera de sus formas. Por el contrario, los vemos actuar en todos y cada uno de los estratos que componen el mundo en que vivimos.
Así tenemos cojudos artistas que se hacen fotografiar en una pose romántica y les sale homosexual; cojudos intelectuales que le escriben un libro de poemas a la mamá porque no han podido resolver su Complejo de Edipo; cojudos políticos que terminan en la cárcel por hablar de la libertad; cojudos industriales que abrigan el proyecto de manufacturar leche de burra en polvo; cojudos deportistas que lanzan la jabalina y ensartan al portero del estadio... Bueno, la lista es interminable porque los cojudos se reproducen como si los hubiese parido un mimeógrafo.
Sin embargo, la cojudez no es promíscua en el orden social y, por el contrario, sus adeptos se ciñen a los estrictos cánones que separan una clase de otra. Llegan a tal extremo que - si nos encontrásemos frente a un cojudo sin ropa, en la más completa desnudez y libre de elementos que nos permitieran identificarlo a simple vista - bastaría saber qué le gusta, qué prefiere, qué sabe o qué le interesa en la vida, para situarlo sin posibilidad de equívoco en el estamento social que le corresponde.
Porque, si bien las cojudeces y los cojudos se dan por igual en todos los renglones de la vida diaria, es la naturaleza de unas y otras lo que regulariza al cojudo dentro de su esquema comunitario. En principio, la cojudez tiene una raíz democrática porque lo mismo ataca al rey que al pinche de cocina y tan cojudo puede ser un Premio Nobel como un analfabeto sordomudo. Pero, admitiendo que todos los cojudos son substancialmente iguales, la diferencia estriba en el tipo de cojudez que comete cada quien, en función de su categoría social. Vale decir, no podemos separar al cojudo de su circunstancia...
La diferencia es clarísma y no requiere mayor explicación excepto en cuanto a que, según vemos, 1) El cojudo de arriba se siente criollo, 2) El cojudo criollo se siente de clase media y 3) El cojudo de clase media se siente de arriba, en una legítima ensalada social donde están representados todos los tonos, ya que tenemos cojudos negros, blancos, mestizos, cholos, extranjeros nacionalizados y demás colores del arco iris, que es el fenómeno más cojudo de la naturaleza. En el Perú, solamente el asiático puro es inmune a la cojudez. No hay chinos ni japoneses cojudos. Más bien son cojudos sus descendientes - los nisei y los tusán - cuyo sólo nombre es una perfecta cojudez. Y esto es fácilmente explicable si consideramos la influencia del clima sobre la mentalidad peruana, donde somos tan cojudos que el de la Selva emigra a la Sierra, el de la Sierra se viene a la Costa y el de la costa se va a la Selva, buscando siempre algún cojudo que trabaje por él y lo mantenga. Al final es el clima quien dice la última palabra cuando el de la Selva se muere de frío en la Sierra, el de la Sierra se muere de asma en la Costa y el de la Costa se muere de calor en la Selva. Así, los chinos y los japoneses de la primera generación aguantaron a pie firme y pudieron luchar contra la contaminación ambiental, pero los de la segunda generación ya vinieron con defectos de fábrica y algunos cometieron cojudeces tan dignas del siquiatra como esa de poner un restaurante frente a Lurigancho y darles crédito a los presos. Eran los nisei y los tusán que ingresaban por todo lo alto en el mundo alucinante de la cojudez...
La Cara de Cojudo

No lo digo con espíritu chauvinista pero el peruano tiene cara de cojudo como resultante de dos grandes motivaciones: a) Porque es un cojudo auténtico y su rostro es la expresión natural de la cojudez que atesora en el cerebro o b) Porque es falso cojudo, inflitrado en las filas enemigas con algún propósito inconfesable...

Creo sinceramente que los cojudos son felices.

Hacen cojudeces, hablan cojudeces, piensan cojudeces y tienen una vida tan cojuda que nada les podría envidiar una ostra. Pero esa misma cojudez innata le impide examinar objetivamente su problema y hasta, en algunos casos, juro que los he oído reirse de algún pendejo, por ahí. Yo tuve un primo cojudo que murió cuando reparaba su televisor sin haberlo desconectado previamente. Se trataba de un caso incurable, porque mi primo era cojudo de nacimiento, pero vivía feliz. Los problemas le importaban un carajo y los dramas de la vida cotidiana le resbalaban por encima de la piel, a tal extremo que llegué a preguntarme si mi primo no sería un pendejo navegando con bandera de cojudo. Sin embargo, no lo era. Digo, un pendejo. Porque su cojudez tenía el sabor fresco de las cosas puras y a su cara de cojudo no le faltaba sino la aureola para recibirse de santo en la familia. Un día hice una cojudez, deliberadamente, para ver qué pasaba. Luego hice otra y después una tercera, sin que el experimento me afectara mayormente. Pasé a vivir entre cojudos con la intención de escribir un libro sobre ellos pero a los veinte días los cojudos escribieron, entre todos, un libro sobre mí. Confieso que esto me sumió en un mar de dudas. ¿Era yo un pendejo entre cojudos, o era un cojudo entre cuatro pendejos? No tenía manera de averiguarlo y decidí mirarme en el espejo para discutir el punto conmigo mismo. Bueno, me encontré con la más perfecta cara de cojudo que he visto en mi vida...
Se dice que la nuestra es una sociedad disolvente, como los ácidos y los antipáticos (obsérvese cómo, cuando algún antipático se acerca al grupo, el grupo se disuelve o se licúa ipso facto). Yo diría, más bien, que vivimos en una atmósfera acojudante, espesa y plomiza, donde el clima juega, sin duda, un papel importantísimo en la fabricación de cojudos al por mayor. Contra el clima no se puede, porque no hay ser humano capaz de enfrentarse victoriosamente a enemigos tan inasibles como la humedad de la Costa, que nos acojuda con el reumatismo; la inestabilidad de la Sierra, que deja cojudo al metereólogo más despierto, y las lluvias de la Selva, que son una cojudez solamente comparable con el Diluvio...
De otra manera resulta inexplicable de que sí se jodieran impajaritablemente los incas, los españoles, los libertadores y los republicanos, por la vía de hacer cojudeces tan catastróficas que hasta hoy no terminamos de levantar cabeza. Yo, sinceramente pienso, que si alimentásemos a una computadora con todo lo que constituye la anécdota, lo absurdo, lo increíble, lo Cojudo, vamos, de nuestro pasado, dicha computadora volaría en mil pedazos o emitiría una respuesta indignada, que diría algo así como: "¡No jodan... ese país no existe!". También podría volverse loca y seríamos el primer país del mundo que tuviera un IBM en el manicomio...
No hay ex-cojudos en nuestro país, así como no hay excusados en Masutolandia. Tampoco los habrá nunca (ni ex-cojudos ni excusados) porque ningún pendejo perfeccionaría una droga para curarlos, así como ningún cojudo tendría la necesaria lucidez para descubrirla. No, cojudos habrá siempre y para identificarlos bastará con buscarles la señal inocultable que los caracteriza: El pelo de cojudo. Como sabemos, todo cojudo tiene "Un Pelo" (de cojudo naturalmente) que le sirve de insignia y de carnet, de contraseña y de prueba, cuando las cojudeces que hagan no demuestren fehacientemente su personalidad. El pelo de cojudo no está necesariamente en la cabeza, porque de ser así no habría cojudos calvos, o el cojudo se iría desacojudando en razón de su calvicie. El pelo de cojudo puede estar en el bigote, en la oreja, en la nariz, en la pierna, en el pubis o en cualquier otro lugar donde haya tradicionalmente pelos - excepto en la sopa, donde el pelo es de pendejo y pertenece al mozo - pues ahí está. Lo lleva consigo desde que nace hasta que muere, porque el pelo de cojudo no se cae nunca, de igual manera que jamás se marchita ni encanece. Acompaña al cojudo con una fidelidad realmente asombrosa, que nos sirve como un seguro de vida para no caer en las garras de un pendejo. Por lo tanto, frente al peruano sólo estaremos seguros cuando exhiba su pelo de cojudo y nos dé la tranquilidad necesaria para cojudearlo sin angustias, visto que el pelo de cojudo no se puede falsificar. Aparece en la superficie, desde luego, pero tiene sus raíces distribuídas por el cuerpo, la mente, el alma, la percepción, la capacidad de análisis, la expresión y el todo esencial del cojudo que le sirve de maceta...
Sin pecar de optimistas podemos afirmar que la presente y muchas generaciones venideras vivirán dentro de la misma correlación de fuerzas, entre cojudos y pendejos, en que se ha cristalizado nuestra sociedad. En lo personal, yo creo que no cambiaremos nunca. Porque - ¡tengamos confianza! - la Divina Providencia nos pondrá siempre un cojudo a mano, para los casos de apuro, y nos protegerá - al mismo tiempo - de todos los pendejos que nos quieren hacer cojudos para cubrir sus necesidades. ¿Hacia dónde se dirigen los cojudos? No se sabe. ¿Cómo aparecieron entre nosotros? Sólo hay teorías. Hace mucho tiempo se encontró un cráneo prehistórico en las inmediaciones del Cuzco. Lucía un hachazo en el occipital que debió dejarlo seco en el acto. El Carbono 14 demostró que tenía más de mil años y, evidentemente, le dieron el golpe cuando estaba distraído, mirando para otro lado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres